Conectando a través de las historias - Tu Ruta Emprendedora
16391
post-template-default,single,single-post,postid-16391,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Conectando a través de las historias

historias

Conectando a través de las historias

¿Tienes un plato de comida favorito? Supongo que todos tenemos uno. Ese que, si ahora mismo te dijera que cerraras lo ojos y te lo imaginarás, acabarías salivando. Y es que tienes ese sabor en tu mente, es un recuerdo imborrable que vuelve una y otra vez a ti.

Este efecto es el que puedes conseguir con tu marca, a través de las historias. Tu audiencia te tendrá en su mente y te recordará, si consigues conectar con ella y emocionarle.

Hace poco te hablaba del objetivo de tu comunicación de marca, y en este sentido, las historias son un recurso que puede ayudarte a lograra tu propósito.

Sin embargo, es cierto que las historias hay que trabajarlas. Hay que dar con esos puntos que conectan con el receptor y lo enganchan.

Por eso, aunque tu historia sea una, no puedes contarla siempre igual. Deberás adaptarla a la audiencia que vaya a escucharla en ese momento.

Y para hacerlo, quiero compartir contigo algunas fórmulas para que conviertas tus historias en memorables.


Cómo contar historias que lleguen al alma

 

Al igual que en los trucos de magia, muchas veces se juega con la ilusión óptica, también hay recursos que puedes utilizar a la hora de contar tus historias para que éstas deslumbren a tu audiencia.

Y justo eso es lo que voy a compartir contigo ahora mismo…

 

# Utiliza tu propia experiencia para que el público se sienta entendido

 

Si vas a contar la historia en primera persona, tendrás que optar por escoger aquellos pasajes con los que sabes, de antemano, que tu público se va a identificar.

Así conseguirás que se enganchen, que sigan el hilo. Entenderán qué te está ocurriendo y se interesarán por ver dónde llegas. A la vez que tú vayas creciendo en tu historia, sentirán que crecen ellos mismos.

 

# Convierte a los oyentes en los protagonistas de tu historia

 

A veces, no tienes por qué haber pasado por lo mismo que tu cliente. Pero, una buena forma, en ese caso, de contar tu historia para llamar su atención, será que armes tu historia alrededor suyo.

Haz que se sienta protagonista, utiliza sus propias palabras y conseguirás que se mimetice con la historia.

De esta forma, puedes inspirarle, animarle y motivarle. Puedes alentarle para que dé un paso más, para que supere cierta situación, o que se sienta listo para poner solución a un tema concreto.

 

# Genera cierta intriga o suspense para mantenerlos en vilo

 

En una buena historia, cada momento es único. Un encuentro casual, puede llevar a una crisis, a una encrucijada o plantear un dilema monumental para el personaje.

No tienes que tener prisa por llegar al final. A veces, caldear el contexto de la historia, crear cierta expectación, puede hacer que el final sea mucho más impresionante.

Por eso, mide tus tiempos y secuencia bien la información que vas a compartir a lo largo de tu historia. Trata de enlazarla de forma que tenga sentido y que vaya creando cierta tensión hasta llegar al final.

 

# No desperdicies el final y enlázalo con una buena moraleja

 

Después de llegar hasta aquí con la atención de tu lector o tu oyente intacta, no puedes echar por la borda todo el trabajo.

Es el momento de cerrar con broche de oro tu historia. Piensa en tu objetivo. ¿Qué querías conseguir con esa historia?

Una vez lo tengas claro, puedes incluir en el final una referencia explícita, por ejemplo una llamada a la acción. O, a veces, en función de tu audiencia, puedes dejar que el lector saque sus propias conclusiones y aprenda, sin sentir que le estás enseñando algo.

 

# Una historia no está hecha sólo de palabras

 

Con esto me refiero a que, para contar una historia, puedes ayudarte de muchos otros recursos.

Por ejemplo, si la historia que vas a contar es por escrito, puedes ayudarte de la puntuación, de ciertas imágenes, de los espacios en blanco, etc.

Todo ello te ayudará a crear ese ambiente o contexto que quieres que envuelva a tu historia para que el lector capte el mensaje.

Por otro lado, si tu historia va a ser contada a través del vídeo, por ejemplo, dale importancia a tu imagen. Es decir, a los aspectos más visuales de tu comunicación: a tus gestos, al espacio o lugar donde vayas a estar, a la iluminación…

Ah, y no olvides la mejor de las herramientas: tu tono de voz marcará la diferencia.

Quizá sientes que contar historias en un negocio es complejo. Pero, si te atreves a probarlo y utilizas alguno de estos recursos, verás que merece la pena.

Además de cumplir con tu objetivo de conectar con tu audiencia, te divertirás en el proceso. ¿A quién no le gusta una buena historia?

Y ahora, antes de despedirme, me encantaría que me contarás qué opinas tú acerca del storytelling para tu negocio. O que compartas cuál ha sido tu experiencia a la hora de aplicarlo.

¡Te espero en los comentarios!

Conchi Sanjerónimo Domingo
hola@turutaemprendedora.com

Soy coach, redactora web y storyteller de proyectos digitales con alma. Te ayudo a desarrollar una comunicación que conecte con tu comunidad, para que consigas un emprendimiento útil con el que disfrutes y dejes huella.

10 Comentarios
  • Norexabet Gomes
    Publicado a las 16:57h, 19 Mayo Responder

    Me encantan tus trucos Conchi, contar historias no es tarea fácil, tienes que saber apelar a las emociones y trasladarlas al lector. Las estrategias que apelan a la emoción están generando muchas conversiones y conexiones, así que es una lectura sin desperdicio, además te has currado una guía estupenda 🙂

    • Conchi
      Publicado a las 15:27h, 24 Mayo Responder

      Hola Nore,

      Muchas gracias por este feedback tan positivo, así da gusto. Me encanta ver que cada vez más personas también se unen a la filosofía de la conexión, del contacto entre personas y las relaciones de tú a tú. Y para ello, una técnica que ayuda a lograr estos objetivos es sin duda el contar historias. Aunque, como dices, al principio no sea fácil, porque falta práctica, poco a poco se puede introducir en cada una de tus estrategias y marcar la diferencia.

      Gracias por comentar.

      Un abrazo enorme.

  • Ana Sainz
    Publicado a las 19:34h, 19 Mayo Responder

    Recurrir a las propias historias es un recurso muy sencillo y muy efectivo. Yo antes era más reacia a contar historias personales en mis posts, pero desde que lo hago creo que mis lectores reaccionan de forma diferente. Supongo que se sienten más identificados (o eso espero) y eso les anima a leer el resto del post.

    • Conchi
      Publicado a las 15:30h, 24 Mayo Responder

      Hola Ana,

      Como dices, el súper poder de las historias reside ahí. Nos ayuda a que quién nos lee o nos escucha se identifique. Con esto, conseguimos que se sienta entendido, que empiece a confiar en nosotros y, sobre todo, atraemos su atención y lo más probable es que se quede hasta el final, por ver qué hay allí para él.

      Yo soy amante de las buenas historias y, sin duda, cualquier cosa que me cuenten, desde otra perspectiva distinta, desde la experiencia de otra persona, o su historia, hace que lea con mucho más interés hasta el final. No sólo por lo que me puede ayudar, sino porque además me permite leer entre líneas y conocer más a esa otra persona, lo cual la vuelva más cercana.

      Un acierto seguro, Ana.

      Gracias por el comentario.

      Un saludo enorme.

  • Jean Saldaña
    Publicado a las 06:48h, 20 Mayo Responder

    Hola Conchi,

    He disfrutado mucho leyendo tu artículo. Me ha venido como anillo al dedo esta lectura Conchi, ahora que en unos días que estaré dando mi primera ponencia y no sabía cómo mantener atenta a mi audiencia sin abrumarlos con tanta información.

    He comprobado una y otra vez que entre más historias personales cuento, respuestas más sinceras he recibido de mi audiencia, y es que es eso, las personas quieren escuchar quién está detrás de un proyecto porque quieren conectar con personas reales.

    Incluso contar historias de otros es un recurso que en mi caso también ha funcionado. Un artículo en el cual comparto cómo 3 coaches están creando negocios online rentablea ha sido uno de mis artículos más compartidos.

    Un abrazo.

    • Conchi
      Publicado a las 15:34h, 24 Mayo Responder

      Hola Jean,

      Es normal lo que cuentas. Al fin y al cabo, que nos cuenten esta técnica o aquella otra, puede hacerlo cualquiera. Pero, si a la vez conocemos casos reales, gente que la ha aplicado y cuenta su experiencia, eso llama mucho más. Al fin y al cabo es otra forma de envolver el contenido, de hacerlo más ameno. Incluso, al romper con la forma tradicional, mantiene más pendiente al lector, o cualquier persona que te escuche, porque no querrá perderse nada.

      Creo que es muy buena idea utilizar estos trucos en tu próxima ponencia, ¡ya me contarás cómo te funcionan!

      Mucho éxito y un abrazo fuerte, Jean.

  • Cristina
    Publicado a las 06:22h, 22 Mayo Responder

    Hola Conchi,

    Pues estoy de acuerdo, las historias tienes un poder de conexión enorme. Además son amenas y únicas. Que muchas veces nos volvemos locos buscando la diferenciación en nuestros negocios y no hay nada más diferente a los demás que las historias y la experiencia personal. También el tono de voz que comentas en el último punto me parece fundamental para dar aún más personalidad a esa historia. Porque la forma de comunicar también forma parte de la marca y la diferencia del resto.

    Un abrazo.

    • Conchi
      Publicado a las 15:36h, 24 Mayo Responder

      Hola Cristina,

      Gracias por el comentario. Es genial que resulte útil el contenido. Tienes toda la razón en que, muchas veces, queremos pasarnos de innovadores, con tal de destacar y diferenciarnos del resto, porque a cada rato escuchamos la importante de diferenciarse. Sin embargo, no tiene porqué ser algo extraordinario, sino que a veces basta con cuidar los pequeños detalles y darles más valor del que se les suele dar.

      Gracias por esa reflexión tan bonita.

      Un abrazo enorme.

  • Angelica
    Publicado a las 21:56h, 24 Mayo Responder

    Me gustó mucho Estos aspectos no podemos olvidarlos! He aplicado el storytelling, lo principal es ser natural y yo misma. Con el tiempo estoy aprendiendo más trucos, mejor enfoque y diseño en la www. Sin embargo la base es el alma y que se vea reflejada a veces lo logro mejor que otras y analizando me doy cuenta que mientras más yo soy sumando las sugerencias de los expertos obtengo mejores resultados.

  • Alexandra Dacier
    Publicado a las 22:15h, 25 Mayo Responder

    Esto es saber conectar, desde que a veces mezclo cosas personales en mi post he visto otros cambios en las cosas que hago y eso es dar desde nuestra esencia. Todos tenemos una historia por contar, la tarea es descubrir cómo conectar con otros desde nuestra esencia.
    Saludos.

Deja tu comentario